AME 2-0 PUM | El de la confianza…

El triunfo otorga tres puntos, también le da respiro al plantel y a Brailovsky para poder trabajar con un poco más de tranquilidad al menos una semana.

América fue práctico y sobre todo eficiente. No mostró brillantez pero seguro que tampoco la buscaron, en cambio trataron de hacer todo lo más fácil posible para hacerlo bien y les resultó. Al final obtuvimos una victoria indiscutible y justa.

Mucho de lo que hizo bien el equipo dependió de Cabañas, que esperemos empiece a producir igual o más de lo que hizo el año pasado. Nuñez dio el mejor partido desde que llegó y mantenemos la esperanza que vaya mejorando en sus actuaciones y deje de una vez por todas la irregularidad que siempre ha mostrado.

En general América jugó bien, pero no perdamos de vista que el rival ofreció muy poco, tan poco que Ochoa pudo pasar una tarde tranquila después de varios meses.

Si el equipo logra mantener este nivel mientras se van sumando refuerzos, lesionados y convocados, la temporada puede traer buenas cosas. Si no es así y seguimos teniendo un buen juego por cuatro malos, las presiones seguirán siendo parte de los entrenamientos y seguro que los resultados no mejorarán.

La jornada 5 será doble y después iniciará la Copa, por lo que esta podría ser la última semana completa para realizar entrenamientos en forma, después seguirá lo que todos conocemos, juegos, vuelos, concentraciones, hoteles, sobrecarga y lesiones; algo inevitable. Hasta el momento vemos que no hay jugadores suficientes para enfrentar los dos torneos al máximo, y ahí será donde se verá la mano del Ruso.

Así que se ganó, se disfruta, pero seguimos conscientes de que lo difícil aún está por venir.

El equipo se quita un poco de presión

Comenta