REFLEXIONANDO | ¿Qué hacemos?


Por Jairo Martínez

No sé si el América está en crisis, simplemente pasa una mala racha, no tiene un plantel suficiente o si las distancias respecto al resto de los equipos se han reducido. Lo cierto es que ya no es el equipo que alguna vez fue, el que apenas y me tocó ver algunos pocos torneos, pero que todos me cuentan y lo he confirmado en videos, tuvo años gloriosos, temporadas increíbles, títulos inolvidables y sobre todo, un futbol admirado y reconocido por todos.

El chiste es que hoy por hoy eso ya no existe, quizá se podrán tener algunos buenos torneos, incluso ganar algún título de vez en cuando, pero se ve muy lejos la posibilidad de volver a vivir (en mi caso vivir por primera vez) éxitos de manera constante durante un tiempo medianamente largo. Eso ya no lo veremos más.

Siempre se piensa en culpar a los técnicos, tienen parte de responsabilidad, pero hagamos memoria y repasemos por ejemplo, el nombre y tipo de entrenadores que han pasado por el Club; algunos pueden caernos mejor que otros o podemos identificarnos más o menos con la idea futbolística de cada quien, pero exitosos y reconocidos lo han sido. Beenhakker, Bielsa, Lavolpe, Solari, Kiesse, Reinoso, Basile, Alfredo Tena y Luis Fernando Tena son entrenadores reconocidos a nivel nacional e internacional, todos ellos respetados en el mundo del futbol y ninguno pudo triunfar en el América, es más, la mayoría de ellos tuvieron un paso discreto, por no decir malo. Entonces no le demos más vuelta, en el América la culpa no es de los entrenadores. Algunos pudieron haber tenido errores, fallas o deficiencias, pero después de tantos años nos queda claro que la solución de fondo no está en la elección del entrenador.

Con los jugadores pasa lo mismo. Figuras han ido y venido, extranjeros de nombre han llegado por montones, seleccionados nacionales han sido muchos también y en jóvenes de las fuerzas básicas, aunque no con la calidad y cantidad que sería necesario, el América sigue por arriba del promedio en el futbol mexicano. Los planteles americanistas, a veces más, a veces menos, siempre han estado entre los mejores tres de la Liga. A muchos se les puede reclamar falta de profesionalismo, calidad o entrega, pero normalmente estos personajes se fueron tan rápido como llegaron. En resumen, los jugadores no serían las razón principal.

¿Quiénes son los que nunca han cambiado? ¡los dueños y directivos!

Han habido cambios de presidentes, vicepresidentes y achichincles, pero en cierto sentido todos son del mismo grupo y de las mismas familias, con las mismas ideas, mañas, vicios y deficiencias.

No hay que ser muy inteligente ni analítico para darse cuenta que el problema son justamente ellos. Si en técnicos y jugadores se ha intentado todo y nada ha funcionado, creo que seríamos muy tontos si después de años de mediocridad seguimos creyendo que con otro entrenador o con otro extranjero todo se solucionará.

Para acabar pronto el problema del América ya lo tenemos identificado, incluso con nombres y apellidos. El tema ahora es… ¿Qué hacemos?

Muchísimos correos mandan ideas sobre qué hacer. Algunos dicen que llevar pancartas al estadio sería una buena idea, otros sugieren enviar masivamente correos electrónicos con nuestras quejas; otros boicotear los productos relacionados con el Club. En fin, ideas sobran.

Hay que partir de algo seguro: el América va a seguir perteneciendo a Televisa por muchos años más. Eso no va a cambiar, pero por supuesto que es válido el reclamo y el descontento, sobre todo para exigir colocar en puestos clave a personajes comprometidos y conocedores de lo que significa el Club, además de crear una nueva estructura institucional donde se trabaje más profesionalmente y más apasionadamente por el equipo. No es tan complicada la solución.

Intuyo que mucha gente está a la expectativa que se organice una protesta generalizada o manifestaciones específicas. De hecho muchos sugieren que desde ésta, otra o todas las páginas, o desde las barras o porras salga la iniciativa. Creo que no es el fin ni la intención del sitio, y de hecho sospecho que tampoco tiene ni el alcance ni el liderazgo que algo así requeriría, pero sí sugiero y recomiendo lo siguiente:
Si hay alguien que quiere colocar una manta en el estadio… ¡que lo haga!
Si alguien desea enviar correos… ¡hágalo!
Si quieren ir a gritar afuera de Coapa… ¡váyanse ahora!

Es decir, si estamos inconformes hay que externarlo. Una cosa es segura, la mayoría de los americanistas estamos descontentos con el equipo, así que nadie los va a ver raro por mostrar el enojo que como afición tenemos, y no de ahora, sino de tiempo atrás.

Cada quien tendrá una idea y algo qué decir… pues vamos haciéndolo, porque de lo contrario esto no va a cambiar jamás, es más, puede empeorar.

 jairo@pasionazulcrema.com.mx | myspace.com/pasion_azulcrema

  1. fortunato de jesús torres vargas

    ante todo y fuera de cualquier situacion, deseo manifestar y hacer de su conocimiento que llevo exactamente 31 años siendo americanista, he vivido epocas peores que la actual, pero no por eso abandono los colores americanistas, hay un refran que dice “solo las ratas huyen cuando se hunde el barco”, esto lo digo por aquellos que se dicen amercanistas y cuando hay malos resultados esconden la cabeza como las avestruces, en cuanto a la situacion que esta atravesando el club actualmente, no es mas que un mal paso, no es solo culpable el tecnico, pues todos tienen responsabilidad, desde la directiva hasta los jugadores, pasando por el cuerpo tecnico, no es posible que siendo grandes jugadores profesionales, algunos ya consagrados, derepente jueguen como llaneros, no hace falta traer mas jugadores de gran renombre, lo que hace falta es mentalizar a los que estan para que hagan su trabajo de manera adecuada, un tecnico por muy bueno que sea, no puede enseñarle a un jugador profesional algo que no sepa, como decia el sr. Carlos Miloc, el tecnico unicamente pone el cuadro y los jugadores ya saben lo que deben hacer, no hay un tecnico que tenga varita magica para cambiar las cosas de un momento a otro, por el momento este es mi comentario al respecto, espero sea tomado en cuenta ya que en lo personal siento dolor de ver la manera como se comporta el equipo.

Comenta