AME 2-0 MILL | ¡Tenemos Final!

El América es el equipo económicamente más fuerte de todo el continente, y sin duda el equipo más ganador y con mayor repercusión de la parte norte del mismo. Es así y los números, los títulos, los trofeos y los medios lo demuestran todos los días (no se enojen los demás ja). Sin embargo, este equipo, una Institución tan grande como el Club América, jamás ha podido ganar un título sudamericano, algo que ya es una urgencia en estos momentos.Es muy difícil imaginar cuántos títulos tendría el América si los equipos mexicanos hubieran participado desde siempre en los torneos de CONMEBOL. Creo que sería lógico pensar que ya habría ganado algunos cuantos (igual que lo hubieran hecho otros equipos mexicanos), pero la realidad es que el América tiene casi diez años jugando en torneos sudamericanos y hasta ahora no lo ha logrado, siendo además el equipo con más torneos jugados. Por ese antecedente, es histórico lo hecho por el América en esta Copa Sudamericana, porque a pesar de haber tenido grandes participaciones y armado excelentes planteles, nunca se había llegado hasta los dos partidos finales, por esa razón lo sucedido esta noche va directo al libro de la historia del Club América.

Así, después de nueve años de participaciones en Sudamérica, nuestro equipo se presentará en una Final con la obligación histórica de seguir aumentando las páginas gloriosas que le han permitido ser el equipo más importante de CONCACAF. Ahora le toca al cono sur…

El plantel se ve muy comprometido, al Ruso se le observa feliz y con todas las ganas de darle títulos al equipo, y la gente hoy por hoy, está metidísima y complacida con el América. En resumen, están dados todos los elementos que necesita un equipo que busca ser campeón.

Se superaron hasta aquí tres rondas eliminatorias, las cuales aparentemente no fueron tan sufridas, a excepción del juego en Brasil, pero que de ninguna manera se pueden calificar de sencillas. Nunca lo es en este tipo de torneos, y no tanto por que los partidos sean muy complicados, sino porque siempre es un esfuerzo y un desgaste sumar tantas horas de vuelo, tantas horas de concentraciones, entrenamientos apresurados y una carga exagerada de partidos a los futbolistas. A final de cuentas, sencillo no es llegar a estas alturas.

¿Qué sigue? Enfrentar la Final con un Azteca pletórico, amarillo, ruidoso y que signifique una ventaja desde el minuto uno. Esperar un América que juegue la final como equipo grande que es, que ataque y que supere al rival. Si se junta todo eso, podremos festejar. Entonces, señores, preparémonos…

Por primera vez llegamos a una Final Sudamericana

Comenta