AME 0-2 PAC | Ahora sigue Vasco

Típico juego de Copa. Sigo siendo de la idea que hay que salir a ganar todos los partidos y no jugar con el marcador global o con el reloj. Pero también es verdad que cuando un equipo no tiene nada qué perder, como lo fue el Pachuca, que se vuelca al frente y te mete atrás, es muy complicado salir de ese dominio, además te deja como única opción el contragolpe. En ese tipo de partidos la única manera de quitarse el dominio de encima es con mañas como hacer tiempo, fingir lesiones, etc., cosas con las que creo que tampoco estamos muy de acuerdo.

Cuando el rival se va con todo al frente siempre te va a crear muchas jugadas de gol, es inevitable y sólo quedan dos armas para resolver el juego: un buen portero y ser eficaz al contragolpe. El América sólo tuvo una de las dos.
Ochoa tuvo otra noche soñada y atajó todo lo atajable. Dos imperdonables fallas en barrera costaron dos goles que no debieron haber caído, y que fueron los que apretaron el partido durante algunos minutos, pero al final el marcador fue justo, nadie puede decir lo contrario.

Tena mandó al equipo que venía jugando, aunque claro, la ventaja conseguida en Pachuca era muy amplia y permitía ser un poco arriesgado. Si la ventaja hubiera sido de uno o dos goles, dudo mucho que Tena hubiera iniciado con la misma alineación.
Así es la Copa a final de cuentas. ¿Vieron cómo calificó River? Hasta el último minuto se pelea el resultado y los partidos se ganan en tu actuación como visitante. En este caso el América marcó más goles en el global y está justamente en los cuartos de final de la Sudamericana.

Ahora viene el Vasco, que en estos momentos no es lo mejor de Brasil, pero históricamente al América le han complicado los brasileños. Luis Fernando Tena está obligado a ir por esta Copa, mandar al equipo titular en todos los partidos y no dudar si es que se empiezan a empalmar los calendarios. El América necesita un campeonato sudamericano urgentemente, lo necesita ya. Hay que aprovechar este torneo, que aunque no tiene nada qué ver con la Libertadores en prestigio y reconocimiento, a nadie le hace mal ir anotando el nombre del Club entre los ganadores de este torneo.

Sufrió pero calificó justamente a 4tos.

Comenta