REFLEXIONANDO | La línea de 3


Por Jairo Martínez

Quiero tocar un tema que me llamó la atención en el partido contra Toluca por la sexta fecha del Apertura. Luis Fernando Tena salió a jugar con una línea de 3 centrales (Rojas, Davino y Rodríguez), sumados a los laterales de siempre Castro y Rojitas. Me pueden decir que Ismael se tiraba a la lateral por momentos para que el Kevin volanteara por la izquierda, pero la realidad que vimos fue una línea de tres centrales y dos carrileros.

Digo que me llama la atención porque el América fue el único equipo que en los últimos años jamás utilizó esa formación. Por ahí algún partido habrá salido así, pero estoy seguro que no más de 10 partidos en los últimos 5 o 6 años. Este esquema lo utilizaron sistemáticamente los demás equipos en el Torneo, sin excepción. La Selección de La Volpe  la usó en Alemania, y realmente, fue el único país de los 32 que se fue hacia la línea de 3 en lugar que la de 4. Incluso vemos que en Europa prácticamente ha desaparecido y ninguna Selección o Club utiliza más ese parado de cancha.

Sin meterme demasiado en ese mundo de la táctica que los técnicos han inventado para hacernos creer que saben más de futbol que nosotros, creo que casi todos podemos convenir en que salir a jugar con 3 en el fondo tiende más a los sistemas defensivos que los que se plantan con 4 atrás. Claro, esto porque los carrileros terminan siendo 2 laterales más y casi siempre permanecen los 2 contenciones. Ahí ya son 7 hombres dedicados a la recuperación o la defensa, restando sólo 3 para organizar ataques.

Partiendo de eso, no me parece casualidad que el América históricamente haya jugado siempre con el  4-4-2 o el 4-3-1-2, porque a pesar de que ha habido todo tipo de técnicos, ofensivos y defensivos, siempre ha recaído sobre ellos la responsabilidad de hacer del América un equipo “abierto y espectacular”, cosa que casi de entrada le impide a cualquiera poner más hombres en la defensa que en el ataque.

Bueno, para no alargarme sobre estos temas que son medio aburridos y hasta chocantes, en el partido contra Toluca Tena puso a 3 centrales, 2 laterales y 2 contenciones (Argüello y Peña), además de un volante con ida y vuelta (Mosqueda). ¿Qué nos queda? Cabañas y el Piojo. Lo que puede ser trascendente es que el equipo jugó mejor, es más, diría que hasta jugó bien; a pesar de que sólo se empató, todos vimos un equipo que manejó el juego y que tuvo todo para ganarlo. ¿Piensan que se debería repetir ese esquema? Viene la pregunta porque con eso se quedarían en la banca 3 jugadores de los que tenemos al ataque, y que tienen mucho gol y mucho futbol. ¿Habría que sacrificar a 2 o 3 de ellos para dejarle el lugar a otro central y otro contención?
Yo opino que no, a uno le gustaría ver a los 5  atacantes al mismo tiempo, pero nosotros sólo somos aficionados ¿o no?

 jairo@pasionazulcrema.com.mx | myspace.com/pasion_azulcrema

Comenta