REFLEXIONANDO | Dejando el dolor y el coraje de lado (eliminación de un Superlíder)


Por Jairo Martínez

Siempre pasa lo mismo. Llega la eliminación y empezamos a perder la cabeza, y de ahí que durante muchos torneos el América tuvo malos resultados. Un día después de que nos eliminaron y ya leemos y escuchamos cosas como que este equipo fue una pena, una vergüenza y que hay jugadores que deben salir y casi casi son de los peores en la historia del equipo.

¿Cómo es posible? Si apenas el jueves pasado éramos los súper candidatos y los que iban directito al bicampeonato…

Así pasó hace año y medio, el América iba jugando de regular a bien, se avanzaba y se hacían cosas muy buenas en la Libertadores, llegó lo del Sao Caetano, la derrota, la bronca y de pronto, ¡Cuauhtémoc ya estaba fuera del equipo! El mejor jugador del país se iba del América por esas reacciones de algunos americanistas, que se contagiaron hasta a los directivos. Bueno, él fue el mejor de aquél torneo, fue líder con Veracruz e hizo que muchos se sintieran mal por haber pensado que estaba acabado y que no le servía más al América. La historia que siguió fue que regresó y nos hizo Campeones.

Hoy ya oigo que el Piojo se debió haber ido desde el torneo pasado, que Kléber debía ser suplente de Navia y Padilla, y que Cervantes, Davino y Mendoza casi merecen ser fusilados. Eso pasa siempre, cuando no se consigue algo, los que no participan siempre son los mejores.

¿Cómo me explican que hoy mucha gente quiere que salgan muchísimos jugadores cuando la semana pasada estábamos seguros que teníamos el mejor plantel del país, incluso de los mejores del continente?

Todos vimos que fue un juego que no se debió perder, que faltaron muchos huevos, que no se corría y no se puso en la cancha lo que se necesita en una Liguilla, pero así fue. Y aunque es lo más trillado, es lo más cierto: así es el futbol. Tampoco se puede evaluar todo en base a si se ganó el título o no. Hay 18 equipos, y es obvio, uno va a ser campeón, no sabemos cuál pero alguno tiene que serlo, y evidentemente habrá 17 que no lo serán. ¿Entonces cada torneo hay un exitoso y 17 fracasados?

No podemos perdernos en decir que basándonos en esto último calificaremos el torneo del América. Ganar no se puede siempre, es imposible, siempre llega algo como lo de Jaguares, un accidente como lo de Veracruz, o algún mal partido como con Vélez y Tigres, ya todos sabemos que no podemos ganar el 100% de los partidos jugados. Pero lo que sí se puede es tratar de jugar bien la totalidad de los partidos, y aunque no se logró, creo que este equipo por lo menos lo intentó y algunas veces lo consiguió.

La apuesta del América fue ser ganador, ser superior a los demás y demostrar que tenía mejor equipo y que podía jugar mejor que el resto, y creo que de alguna manera se logró. Esa soberbia de la que hoy se habla nos la contagiaron a todos, y todos los americanistas la anduvimos agrandando durante los últimos meses, y tan bien de eso se trata el americanismo. No podíamos ser soberbios teniendo una temporada como la de Chivas, Pumas, Tigres, etc. Al menos este torneo esa soberbia y eso de agrandarnos fue perfectamente bien respaldado por el equipo, con buen juego y con resultados.

Por eso digo, hay que dejar que pase el dolor y el coraje, ya después se piensa más serenamente y es donde aparecen las soluciones adecuadas.

 jairo@pasionazulcrema.com.mx | myspace.com/pasion_azulcrema

  1. Americanista No. 2

    sOMOS LOS MEJORES ARRIBA EL AMERICA SOMOS LOS CAMPEONES, CON O SIN CARRILLO, CON O SIN EL TEMO.

    ODIAME MAS.

    SOMOS TODO LO QUE TU NO ERES.

Comenta