REFLEXIONANDO | Beenhakker


Por Jairo Martínez

Muchos, supongo que la mayoría de los americanistas no estamos contentos con lo hecho por Beenhakker en este último año. Pero es una realidad que hace un año esa misma mayoría no tenía otro entrenador en la mente que no fuera el holandés. Después de ver los resultados de la encuesta de esta página, en donde el 64% de la gente está de acuerdo con la continuidad de Beenhakker, fue un resultado que primero me sorprendió, segundo me animó y tercero me ilusionó.

De entrada yo puse la encuesta no para conocer el resultado, sino para ver por cuánto ganaba el “no” para Leo. Una sorpresa porque en el América pocas cosas se soportan, y una de ellas es el fracaso. Incluso hasta Lapuente se fue con la mayoría de la gente en su contra; claro, no contra su persona sino contra su continuidad, porque después de temporadas mediocres y hasta luego de algunas que no lo fueron tanto, muchos técnicos no tuvieron de lado a la gente y se tuvieron que ir. Con excepción de Alfredo Tena (quien tampoco hizo tanto ni ganó nada), la gente prácticamente fue la que despidió a Solari, Kiesse, La Volpe y Basile, y por ahí hasta a Reinoso.

No sé exactamente cuál sea la razón por la cual una tercera parte de los americanistas aún confíen en Beenhakker. Pensé que una podría ser que no hay muchos candidatos del gusto de la gente para sustituirlo. Otra podría ser que en este 2004, en cuanto a números, el América los tuvo de su lado y fue mucho más lo que ganó que lo que perdió. Una razón más parecería que decepcionaron mucho más los jugadores que el trabajo mismo del entrenador. Si buscáramos otra también sería que los aficionados en estos momentos pensamos más en el cambio de presidente que en el de entrenador.

Pero por lo que comentan todos los americanistas, creo que la verdadera razón es que si volteamos hacia atrás unos cuantos años, vemos que fracasos los han tenido muchos técnicos, pero el juego y el respeto que daba aquel América de la 94-95 no lo hemos visto desde entonces, y muchos seguimos pensando que Beenhakker es el que puede recuperarlo y que sólo es cuestión de tiempo.

Esto anima e ilusiona, sobre todo en un país en el que los tiempos (buenos) del futbol no se respetan y donde nunca hay memoria para quienes le han nos han dado la nada despreciable acción de la alegría y la emoción. No quiero decir que todos los tiempos se deben completar, porque no todos son buenos, y aunque Kiesse hubiera tenido uno o dos años más de contrato, era algo que se debía terminar porque nunca fue del agrado de lo que nosotros como aficionados queríamos ver.

Además, este sentir de los aficionados para con Leo Beenhakker, me hace pensar que en el americanista, sobre todo en los más jóvenes, todavía se mantiene esa mentalidad de tener un equipo que piense antes en atacar que en defender. Que si ponía a Mendoza y Ortíz que defendían verdaderamente mal, era porque prefería intentar atacar (aunque tampoco fueran una maravilla para eso) que a defender un poco mejor con gente como Salinas, Christian Ramírez, Tahuilán o algún otro que pudo haberlos suplido. Nunca se quedó alguno de los de adelante en la banca, como sí pasó muchas veces con Lapuente. Al principio se le atacó mucho a Beenhakker sobre la titularidad de Castillo, quien en algún momento se mostró, sentó a Abreu y terminó haciendo un torneo regular. Pero con un delantero mucho mejor como Navia nada tuvo que hacer, y fue cuando se hizo suplente de Oviedo, quien sin dar un super torneo, tampoco existió mucha discusión sobre sacarlo por Castillo. Y de Ariel González ni hablamos, ya que ni siquiera dio pie con su juego a poder crear alguna duda sobre si debía jugar o no.

Y aunque algunos de inicio pensamos que habría que buscar otro técnico, es estos últimos días y luego de oír a los americanistas que visitan la página y escriben mails, a los amigos americanistas con los que une suele platicar, discutir, quejarse, etc., y gente que uno ha respetado siempre por saber de futbol un poquito más que la mayoría de nosotros; y todos ellos dándole al menos el beneficio de duda a Leo Beenhakker, creo que no por este último año, él deja de ser un técnico que tiene todas las credenciales y las características para sacar al equipo campeón. Y aunque también es cierto que los importantes son los jugadores y el técnico es tal vez sólo el 10 o 20% del éxito o fracaso de un equipo, Beenhakker ha logrado tener a un sector importante del americanismo de su lado y por algo será.

No sé si vaya a seguir en la banca del equipo, y tampoco podría decir que mantenerlo o despedirlo sea, en su caso, un error o un acierto, pero sí puedo decir que si se queda, no muchos nos quejaríamos de que los directivos tomaran esa decisión.

 jairo@pasionazulcrema.com.mx | myspace.com/pasion_azulcrema

  1. Oscar Pino Vizcaino

    Insisto es el error mas grande en la historia del America, por que en el presente tendriamos una cantera interminable no olviden que el confio en Cuahutemoc Blanco y que descubrio a Guillermo Ochoa aun cuando teniamos una crisis en al porteria de ese portero Navarrete que no se quien le dio trabajo o si era un Junior, a todos se nos olvida estos detalles. Y ahora quien es nuestra figura Ochoa lastima que no tenga el apoyo como Hector Miguel Zelada que contaba con una defensa buena no la mejor de Mexico pero si la que se moria con su portero.
    Piden soluciones una de ella quitar toda esa bola de patrocinadores, dos nombrar gente que se dedique a buscar talentos sin intereses economicos, tres quitar esa bola de dirigentes que no sienten la camiseta lo que ven son signos de pesos. ¿Por que no le dan la oportunidad a Antonio Calos Santos? ¿Por que no tuvieron la misma paciencia a Brailovlosky como la que tuvieron al Pelado Diaz? a pesar que saco cantera de la institución en pocas palabras hace falata barrer toda la basura que esta contaminando nuestro equipo hasta entonces habra esperanzas de volver a los triunfos de los 80′.

Comenta