REFLEXIONANDO | Ser campeón es muy fácil


Por Jairo Martínez

Uno lee los periódicos, las notas y las columnas; escucha comentarios en los programas deportivos y por supuesto no faltan las discusiones con los amigos, familiares y hasta los que no son tan amigos, donde lo más recurrente es “que nunca habían visto al América así”, “que fue el peor partido en no sé cuántos años”, “que fue la máxima vergüenza en la historia del Club” y algunas otras críticas del mismo estilo.

No digo que esto no sea verdad, quizá sí, tal vez no. Lo que sí estoy seguro es que esas frases las he escuchado al menos unas cinco veces en los últimos 7 u 8 años. Claro, esto es normal por lo que es el América, y siempre el peor juego, la más vergonzosa eliminación y las más penosas actuaciones van a ser las más recientes.

Lo increíble de todo esto es que siga pasando, que el América siga dando pie a este tipo de comentarios, que se sigan cometiendo los mismos errores y lo peor de todo, que parezca que se van a seguir cometiendo.

Yo no sé si nosotros de plano somos unos ignorantes en futbol y los directivos son muy brillantes, pero la verdad es que son muchos más los fracasos que han obtenido que los triunfos. Y es que a veces esto del futbol parece tan fácil, tan simple…

Que alguien me explique una cosa. Yo no entiendo cómo en un torneo de tan bajo nivel, en un torneito tan mal armado, tan poco competitivo, donde se juega tan mal futbol, donde hay manejos turbios, donde hay que equipos que aparecen y desaparecen de un día a otro, donde a veces hay descenso y otras veces no, donde el campeonato se divide en grupos y nadie sabe por qué y para qué, donde en una ciudad juegan menos extranjeros y en el resto del país pueden jugar más, donde puedes calificar a la liguilla quedando en el lugar 16 de la tabla general, donde puedes descender siendo líder general, donde no hay propuestas futbolísticas dignas de ser recordadas, donde vienen cientos de extranjeros que nadie conoce y donde jugar la Libertadores parece más un problema que algo por lo cual emplearse a fondo y luchar, un equipo como el América, con historia, con una enorme afición, con un estadio que pesa mucho, con dinero y con prestigio internacional, no pueda salir campeón y dominar este futbolito que más que emoción, la mayoría de las veces aburre, decepciona y es poco atractivo para el aficionado al futbol en general.

Esto es, y lo repetimos una vez más, aunque lo hemos dicho muchas veces, exigimos un equipo poderoso, un equipo que asuste, que imponga respeto y esté muy por encima de los demás. Cuauhtémoc y Navia pueden ser así en algunos momentos, pero créanme que Castillo, Mendoza, Salinas, Ortiz y Ariel no preocupan a nadie y aunque podemos decir que no son lo peor en la historia del América (pero algunos podrían estar cerca), no son jugadores que merezcan y deban estar en este equipo.

Es decir, ¿Cómo es posible que una directiva del América contrate a Sergio Blanco, a Fantick o al Cantante? ¡No entiendo! No me lo explico, quizá yo deba ser bastante idiota y no tengo idea de lo que es el futbol y esos jugadores eran los indicados para lograr muchos títulos. Un consejo para la directiva: pongan atención al futbol de verdad y déjense de arruinar a un equipo que con un poquito de sentido común en sus altos mandos sería campeón muchas veces.

Si yo fuera Presidente, con un mínimo de conocimiento de futbol como el que tengo, el América se cansaría de ganar títulos. Y digo “si yo fuera el Presidente” refiriéndome a todos y cada uno de los americanistas que de verdad tenemos un sentimiento por este equipo.

Así que lean esto, señores Azcárraga, Pérez Teuffer y compañía, ¿quieren hacer campeón al América? mándele un mail a cualquier aficionado y pregúntenle qué se necesita y a quién hay que contratar. Yo sé que todos los aficionados pensamos diferente y todos tenemos nuestras ideas, con algunos jugadores o técnicos podríamos estar o no de acuerdo, pero todos, todos, todos, el 100% estamos seguros que lo que están haciendo está incorrecto por donde se le vea.

¿Se necesitan centrales? Sí, seguro, y la gente podríamos mencionar 100 o 150 candidatos, pero nadie mencionaría a Ortiz, Macías, Andrés Silva o Christian Ramírez, ¿si lo entienden o aún no?

Vamos haciendo un manual para ser campeón, sólo síganlo y en unos torneos nos agradecen a la afición por habérselos dado.

1. La directiva deberá estar compuesta por gente del Club, escójanlos ustedes, además de Zague pueden estar desde Carlos Reinoso, Borja, Brailovsky, Santos, Zelada, Ortega, Tena, Bravo, Domínguez, Rodón o Bacas. Así con toda mi ignorancia futbolística, creo que saben más de futbol y de lo que es el América, que lo que pueden saber Pérez-Teuffer, González Iñárritu y Alejandro de Haro.

2. Tener un técnico que sea, una de dos, o de un vínculo muy cercano al América, como Reinoso, Brailovsky, Zurdo López, Aguirre o Alfredo Tena; o uno de gran nivel internacional y que haya estado en los mejores equipos del mundo, ahí es verdad que entraría Beenhakker, así como también Bianchi, Ramón Díaz, Capello, y cualquier otro que haya triunfado a nivel mundial.

3. Un plantel con lo mejor del futbol mexicano, y creo que al referirnos a esto nadie piensa en Christian Ramírez, Macías u Ortiz.  En cambio vienen a la mente Altamirano, Diego Martínez, Luis Pérez, Braulio Luna, y también por qué no, gente que de verdad quiere y se entrega por este equipo, como Terrazas o Lara. Claro que nunca deberán venir de los rivales grandes de nuestro equipo.

4. Traer extranjeros de lo mejor, y no por esto deben ser caros. Pero nunca más queremos ver a un Cantante, Tamandaré,  Lipatín, José Carlos Díaz, Soto, Fantick o Sergio Blanco, en primera por lo malos que eran algunos, y en segunda por lo desconocidos que eran otros. ¿No saben como cuáles? Muy fácil, ahí está Salas, Gallardo, Montenegro, Cascini, Schiavi, Barros Schelotto, Tévez, Milito, Rivaldo, Redondo o Batistuta,  que son jugadores importantes y accesibles para el futbol mexicano en estos momentos. O de los que están aquí en México, como Gaitán.

5. Tener un plantel de al menos 18 jugadores con el mismo nivel, que nunca sorprenda una lesión o una suspensión, sólo así se puede considerar a un plantel numeroso.

6. Tener un mayor respeto por la gente, por los que mantienen al equipo. Y con eso no nos referimos a poner los boletos del estadio a 5 o 10 pesos, sino acercar más el equipo a la gente, que se vuelva a sentir esa comunión entre los dos y que ambos vayan avanzando hacia los títulos.

Ahí está ya. La solución tan “difícil” para dirigir al América. A nosotros que no nos cuenten que es muy difícil estar al frente de un equipo grande, porque eso es lo más sencillo. Difícil para un equipo sin fondos, sin patrocinios, sin afición, sin estadio. Eso sería difícil, no el América. Ahí están ya los 6 pasos principales para que los títulos regresen. Que se entienda la idea de este manual, los nombres pueden cambiar para cada persona, esto sólo es una idea de la línea y la ruta que se debe seguir, espero que esa idea sea captada por los directivos (¡uf! mucho pedir…), porque siempre parece que son los únicos que no entienden nada. Por el otro lado, créanme que para los americanistas todo está bastante claro y tenemos la razón.

 jairo@pasionazulcrema.com.mx | myspace.com/pasion_azulcrema

Comenta